La hidatidosis humana, eje central de una capacitación médica en Jacobacci

La marcha del programa de control de la hidatidosis y la instrumentación de nuevos sistemas de vigilancia de la enfermedad forman parte del abordaje que médicos generalistas y residentes de diferentes hospitales públicos del país realizan en el marco del XXIIIº Curso de Epidemiología, Diagnóstico y Tratamiento de la Hidatidosis Humana que se dicta desde ayer en Jacobacci.


El objetivo de esta capacitación, que se inició ayer y culmina hoy, apunta a la formación de profesionales médicos en el uso del ecógrafo para el diagnóstico y tratamiento de la hidatidosis para un abordaje precoz y oportuno. Además reforzar conocimientos y brindar información actualizada a los proveedores de salud pública humana y animal sobre las acciones de vigilancia, prevención y control de esta enfermedad.

La apertura estuvo a cargo del ministro de Salud Fabián Zgaib, quien destacó el rol de Salud Ambiental y de Atención Primaria de la Salud en la provincia y expresó que “este curso es parte del gran trabajo que todo el equipo y las URESAS realizan en el territorio rionegrino”.

El funcionario agregó que “cumplen una función fundamental para la salud de los rionegrinos y es bueno reflejarlo. Quizás sea el trabajo menos visible, pero el de mayor responsabilidad por todo lo que implica para la salud pública».

Médicos de hospitales públicos participan del curso. Foto: José Mellado.

A la ciudad de la Región Sur llegó un numero importante de profesionales de hospitales de la provincia y referentes de Mendoza.

El curso Fase, que se dicta en la provincia desde el año 2000, permitirá a los participantes familiarizarse con el manejo del ecógrafo en sus funciones básicas, reconocer órganos como el hígado, bazo, riñones y vejiga.

Además, podrán realizar ecografías en forma independiente enfocadas a la detección de casos de hidatidosis abdominal, y definir una estrategia de tratamiento clasificando a los quistes hidatídicos, según su localización, tipo, tamaño y si es sintomático o no. De manera que determinará qué casos podrá tratar localmente y cuáles deberá derivar a un centro de mayor complejidad.

En la primera jornada los profesionales abordaron la epidemiología de echinococcosis quística y programa de control (hidatidosis), diagnóstico de hidatidosis en humanos, fundamentos físicos básicos de la ecografía y su aplicación. Además diagnósticos ecográficos de la hidatidosis abdominal, y se abordó el tratamiento y seguimiento de pacientes asintomáticos.

En Rio Negro estos cursos se implementaron en el año 2000. Foto: José Mellado.

La utilización del ecógrafo para la detección de la hidatidosis abdominal es de fácil aprendizaje, por lo que la enseñanza y entrenamiento de médicos generalistas o de áreas rurales se ha transformado en una nueva estrategia para que profesionales de las zonas endémicas puedan realizar dicha práctica en forma local para el diagnóstico y seguimiento.

Hoy, los fundamentos teóricos apuntan al tratamiento de los pacientes sintomáticos -cirugía abierta y cirugía mínimamente invasiva- e hidatidosis pulmonar. Además se realizará un tamizaje o screening abordando objetivos y análisis de los resultados, se realizará un repaso de ecografía en hidatidosis y practicas de control de casos.


Este año, este curso que es dictado por instructores de Bariloche, Ingeniero Jacobacci, Valcheta y Sierra Grande, cuenta con la participación de referentes del programa de zoonosis de la provincia de Mendoza.


Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Add Comment